24 oct. 2006

No todos tratamos al agua de la misma manera


Sector agrario, es una de las principales actividades por la cual es necesaria la utilización de agua, el cual se utiliza el 80% del agua disponible en nuestro país, siendo su eficiencia en el uso de mas o menos 30 – 35%, es decir de cada 100 litros de agua destinado para la actividad agrícola solo es aprovechada por el cultivo entre 30 a 35 litros el resto se pierde por infiltración, evaporación, etc.

Otro sector importante usuario de este recurso somos nosotros la población, los cuales aportamos al porcentaje total alrededor del 11%. En el caso de la cobertura nacional de agua potable es de 64%, sin embargo las ineficiencias en este sector también son considerables, se estima que de cada 100 litros se distribuyen de forma efectiva solo 45 – 50 litros. Consideremos al trato que sólo un 17% de las aguas de desagüe son tratadas siendo el resto vertidas a los ríos, lagos, lagunas y/o al mar.

Otro sector que brinda un “trato muy bueno” a este recurso es el industrial, el cual usa alrededor de un 6% de la disponible a nivel nacional, siendo su eficiencia muy similar al sector poblacional, pero teniendo en cuenta que es uno de los sectores que mas contaminan este recurso.

El sector minero, utiliza solo el 2% de este recurso, sin embargo por su posición estrategia en algunos casos presentes en cabeceras de cuencas donde justamente se almacena este recurso su influencia y presión sobre este recurso es grande. Un tema a parte son los pasivos ambientales que vienen ocasionando grandes problemas de contaminación de aguas tanto superficiales como subterráneas.

Escribo esta recopilación de un autor ahora, para dar un pincelazo, un panorama general no muy ajena a otros países latinoamericanos, no todos tratamos el agua de la misma manera … entonces cual es la mejor manera?

Fuente:
- Agua, Tala Ilegal y Desertificación, cap. Cultura del agua para la gestión integral de los recursos hídricos, Luis Sánchez A.

1 comentario:

Judith dijo...

He leido con mucho interes este articulo. Debo felicitar esta iniciativa de difundir informacion que permita valorar el agua como fuente de vida.

Atentamente,

Judith Espinoza